lunes, 16 de noviembre de 2015

Hacia el alba vamos


Partir

Porque soy en el cuerpo de una esfinge
que duerme en la memoria de un hombre
que huyó en un barco blanco
lleno de huesos y calaveras
para no volver jamás

Partir 

Porque somos como luces blancas 
que nos han arrancado la esencia
Flotamos en el porvenir del olvido
rotos de separación y desconcierto

Partir

Porque aquí errantes demonios nos han comido los ojos
y ya no sé si respiramos dolor
o si la muerte es apenas el comienzo del oscuro limbo
de lo no-eterno.