miércoles, 16 de abril de 2014

N/N

Quedaste anclado en mí como metáfora
y en cada golpe de ficción volvés y sos de nuevo poesía,
metáfora, pájaro, niño
y eternidad
volvés y sos golondrina en huida permanente
mientras yo narro la repetición de un nombre ausente
me busco en las sílabas habitadas por un extraño
que anida bajo mis párpados
en esa jaula de puertas abiertas
donde te retengo