lunes, 22 de septiembre de 2014

El grito

Te escribo para decirte que te extraño.
Te escribo
Te...

Qué es extrañar, qué es sino volverse un suspiro desesperado ante un pensamiento que se parece a la fiebre que quema a la medianoche, al delirio que me despierta envuelta en llanto y horror.
Saber que no estás, que vos y tus miedos y dudas pudieron más que los sentimientos.
Y como una ráfaga vi pasar aquellos instantes que parecieron eternos:
vos, el vino, las charlas interminables en mi terraza, las horas largas después del amor, las risas y las confesiones.
Dolor porque siento que no voy a poder amar a otro igual, porque te amo y me duele que no quieras, que no puedas...en fin.
Duele porque quizás rememora en mí otros "no puedo" o "no quiero" y duele porque siento que nunca me eligen.

Duele.
Y me despierto en la madrugada en un grito incontenible.