miércoles, 31 de diciembre de 2014

Soltar

Un año movilizante e intenso, de esos que lo hacen ir a uno más al interior para hallar respuestas. Ni más triste ni más feliz. Un año destinado a soltar, a vaciar las mochilas, a dejar en el trasto todo lo que no soy y todo lo que no quiero que esté más. Un año donde se promedian etapas, se cierran ciclos. Mañana no seré la misma. Gracias a mi familia y a mis amigos más íntimos que estuvieron conmigo y me acompañaron de cerca. Mucha luz para este 2015. Que la única premisa sea el hacernos más felices todos los días un poco más.

lunes, 22 de septiembre de 2014

El grito

Te escribo para decirte que te extraño.
Te escribo
Te...

Qué es extrañar, qué es sino volverse un suspiro desesperado ante un pensamiento que se parece a la fiebre que quema a la medianoche, al delirio que me despierta envuelta en llanto y horror.
Saber que no estás, que vos y tus miedos y dudas pudieron más que los sentimientos.
Y como una ráfaga vi pasar aquellos instantes que parecieron eternos:
vos, el vino, las charlas interminables en mi terraza, las horas largas después del amor, las risas y las confesiones.
Dolor porque siento que no voy a poder amar a otro igual, porque te amo y me duele que no quieras, que no puedas...en fin.
Duele porque quizás rememora en mí otros "no puedo" o "no quiero" y duele porque siento que nunca me eligen.

Duele.
Y me despierto en la madrugada en un grito incontenible.

jueves, 21 de agosto de 2014

Hasta siempre...


El otoño llegó a su fin. Y también aquellos abrazos que incendiaban la madrugada. En algún instante fuimos eternos, y creí en el brillo de esos ojos que me recordaban un pasado remoto. Pero el tiempo se encargó de decretar lo inapelable.
Te amé incondicionalmente, y te amo, aunque no te atrevas a luchar por mí. El amor no está hecho para los cobardes. Otra vez, no pudo ser. O no quiso ser.

Romperé al fin el hechizo que dejó tu nombre en mi almohada

jueves, 31 de julio de 2014

Despiértame, otoño

Escribo porque el viento se olvidó de volver aquel mayo,
porque tus manos apenas rozan la fiebre que me acecha
y las ausencias echan raíces en mis pies.
Descosí tantas luchas y heme aquí otra vez
en la periferia del sueño.
Árbol durmiente,
alma en pena que se cansó de deambular por los campos,
en tus pupilas cae el invierno enfurecido.
Ángel de luz en el rocío de medianoche
te debates en los claroscuros del insomnio.
Aura fugaz, brisa de madrugada:

sacúdeme el último vestigio de muerte.

viernes, 13 de junio de 2014

Ausencia

La soledad es
un pájaro herido
que se posó en mi balcón.

No sabe de dónde viene
ni adónde va.

Llora en el silencio del rosal inerte.


sábado, 17 de mayo de 2014

Revelaciones

"Que tu cuerpo sea siempre
un amado espacio de revelaciones"

"Tu haces de mi vida 
esta ceremonia demasiado pura"

ALEJANDRA PIZARNIK

sábado, 10 de mayo de 2014

27 primaveras

Faltas apenas horas para que cumpla 27 años. Y como dicen que hay que pedir tres deseos yo pido amor, amor y amor. No tanto que me den, claro, es lindo que a uno lo amen, si no fundamentalmente poder darlo. Volverme cada día una mujer más íntegra, más fuerte, más libre, sabiendo que las batallas de ayer hoy son fortalezas. Perder el miedo, abrirme a la vida. Ser siempre fresca, espontánea, no perder mi niña ni mi luz interior. Encontrar personas que me ayuden a crecer, a ser mejor persona, a caminar a la par en este sendero espiritual que hace un par de años me acompaña. Defender la alegría e intentar cumplir mis sueños.
Pero sobre todo, pido SER FELIZ y agradecer a Dios todo lo que me da.

miércoles, 30 de abril de 2014

Omnipresencia

Cuando el fuego de tus ojos
se arrodille ante la mirada suplicante
del otoño
(y tu ausencia),

cuando el fulgor de mayo
convierta el poema en pájaro,
y la estela dibujada por el viento
anuncie al fin la huida

la huella escondida tras el manto de abril
descubrirá los versos
bajo la noche estrellada
donde alguien fue
pájaro, ángel y luz

estela dorada bajo mis pupilas 
aura que se expande y vuelve
como ángel omnipresente en el cielo de la noche

miércoles, 16 de abril de 2014

N/N

Quedaste anclado en mí como metáfora
y en cada golpe de ficción volvés y sos de nuevo poesía,
metáfora, pájaro, niño
y eternidad
volvés y sos golondrina en huida permanente
mientras yo narro la repetición de un nombre ausente
me busco en las sílabas habitadas por un extraño
que anida bajo mis párpados
en esa jaula de puertas abiertas
donde te retengo
                                           



viernes, 4 de abril de 2014

Madrugada de otoño


"...ahora no tengo dudas
vas a llegar distinta y con señales
con nuevas

con hondura
con franqueza

sé que voy a quererte sin preguntas
sé que vas a quererme sin respuestas".
MARIO BENEDETTI


En la noche estrellada de abril en tus brazos,
en el que tu respiración
es música para mis oídos,
no sé por qué tu aura clara, brillante, en el instante en que mis párpados se entrecerraban,
dibujó sobre mí tanta luz que conocí el infinito, la eternidad entera en uno ojos marfil.
Será que todo un mundo condensado en tus pupilas
ahora por fin devienen en amor in-condicional:
tantas guerras, tantos desencuentros, tantas vidas y nosotros acá, otra vez,
volviéndonos poesía en el vino, en la música, en el tabaco, en tu risa enérgica
cuando sólo la noche es testigo de nuestra piel. 
La noche y las estrellas y la luna y el gato a nuestros pies.
Testigos en el instante en que tus labios rodaron por mi pecho
cuando viniste a mí y te recibí, clara, frágil, aunque serena
abriéndome como flor esperando su crepúsculo
sabiendo que retornaste al fin, y volverás una y otra vez,
para querernos sin tiempo, surcando la eternidad, en el vacío de la noche de madrugada de otoño.

lunes, 17 de marzo de 2014

Y es para siempre

Qué me ha hecho descubrir
esa mañana de febrero,
que el tiempo es tan sólo un sueño
que aquellos meses de no verte fueron como la lluvia de verano,
que las letras nos seguían esperando
y de allí, tus llamados urgentes
la urgencia de saberme musa en tus cuentos de alcoba,
los cigarrillos bajo la noche estrellada,
tu risa enérgica y después,
los silencios fugaces, tus pardos ojos clavados en la luz de la luna,
acaso la melancolía era nuestra amiga cercana, sí, lo sabemos,
abrazamos tanto el dolor, la muerte, las letras, viviendo en un mundo de fantasía
lejos de todo, lejos del mundo: éramos nuestro mundo
y tus ojos eran mi vida y tus manos mi sueño
y en esa angustia de quererte, te dejé libre
y aunque lo ignores
te extraño cada día, fuiste tanto,
amigo, compañero, amante,
te extraño y te quiero aún más
te deseo lo mejor
y es para siempre


jueves, 30 de enero de 2014

Impulso carmesí

"una flor
no lejos de la noche
mi cuerpo mudo
se abre
a la delicada urgencia del rocío"
Alejandra Pizarnik
 
1.
Me encanta recostarme en tu espalda
sentir en cada extensión de tu piel
 la música acompasada de tu respiración
en el crepúsculo de los días
2.
En tu mirada ardiente
de un golpe en los ojos
descubrí lo eterno
me volví poesía
cabalgando a la par en paraísos carmín
 
saciaste en mí el deseo de mar
 

viernes, 3 de enero de 2014

I.



El quinto cigarrillo del insomnio

suspira de añoranza tu piel

en la quietud del cielo de madrugada.

Más tarde, la cálida brisa de enero en mi rostro,

al abrir el pesado ventanal, decreta:

habrá que patear alegremente otro día y sus fantasmas.

No estás

jamás estuviste

fui la perfecta puta en tu cama tan sólo una noche.

Una noche.

Y te quedaste enredado en mis párpados.