jueves, 30 de mayo de 2013

Rompe-cabezas

Nebulosa fina
cubre el manto intermedio
entre el cielo y la tierra
entre el infierno y tu dios último
soplidos errantes
de tus tempranas muertes
-marche el letargo en el vaivén infinito
de tus sequedades-.

Ya no más ansias perfectas
de redimir un pasado dibujado
con el lápiz del abandono
si desde el vamos
andamos buscando sin encontrar(nos)
al palo de la locura
y a contrapelo de la existencia
como inhóspitos errantes
hacia el horizonte de lo natural
en vilo del saber
sin experiencia previa.

Decir adiós a las recetas prefabricadas
es gritar sí se puede
y no, no quiero
aunque el pasado pese
y las marcas aún huelan a agravios y cicatrices.

(Y si el desasosiego vuelve a golpear mi puerta
mejor que me encuentre bien acompañada)