lunes, 4 de noviembre de 2013

Corazon al viento

corazón al viento,
liberar las ansias de querer
remontar el futuro/
                   resistir

el tiempo no vuelve,
dirán,
pero mirar al pasado
para nunca más
reconstruir memoria/
                   estrechar lazos
es liberar la sangre
lo nuestro
de un corazón al viento

de mil almas/ojos/manos
                            derribando utopías
hacia el horizonte de lo natural
                          

miércoles, 2 de octubre de 2013

Dos poemas



I.

En la tibieza de la primera aurora

tus ojos resplandecían y me decían en la quietud del silencio.

Tus ojos  

Ah!

Me dijeron en tantos idiomas pasados.

En ellos adiviné lo eterno.

 

II.

Niño de miel, dónde está

la huella que guía hasta enigma de tu piel?

Cuándo,

cuándo el encanto de lo sublime arrebatará

nuestros ojos

y dejará caer las vendas

para no despertar jamás?

 

domingo, 22 de septiembre de 2013

Rituales

Amo levantarme temprano los fines de semana y desayunar en el café de la esquina, libraco bajo el brazo. Degustar ese aroma tan particular, sentirme en paz en soledad entre el murmullo de la gente a mi alrededor. Respirar profundo y deleitarme en el silencio de mi casa. Sonreir: soy libre al fin de hacer lo que se me plazca. Reirme bien fuerte con amigas. Reirme hasta que me duela la panza. Acordarnos de tiempos pasados, de tantas anécdotas compartidas, de las vacaciones juntas, de delirios a la par. Hacer teatro y jugar a ser otra. Escribir y esbozar historias. Dejar volar la imaginación. Besar y abrazar con ganas. Decir te quiero. Las charlas eternas con papá. Tirarme al sol panza arriba en la plaza. Caminar descalza por el pasto. Un buen libro. El mate. Encontrar todos los días un motivo para alegrarse y agradecer. Siempre.

viernes, 20 de septiembre de 2013

Feliz primavera

"¡Viva la primavera! porque nos recuerda que la naturaleza aun tiene esperanza en la humanidad"

jueves, 25 de julio de 2013

martes, 16 de julio de 2013

Un rostro de invierno ocultando el diluvio:
no bastó el trozo de sol, la alegría del despertar,
en aquel llano las pupilas permanecieron impasibles.
                          
¿Qué serán esos ojos y la lluvia que no se dejó fluir?

Cargar el viento tras la espalda
el perfil de tu silueta gris, acobardada en el hilo de la noche
gritar la verdad entre tanta muerte petrificada, a la hora en que los horizontes muerden los talones
reclutar cielos lejanos, que agonizarán luego en las comisuras de esos labios…

Qué decir, el tiempo apremia, las voces se extinguen y sólo quedan sus ecos diurnos, embarrados en la niebla de abril.

Y entre tantos papeles aquel nombre, nombre que se resiste a caer entre las piedras
nombre que grita la libertad hasta el hartazgo
nombre del que hoy, quizás por coincidencia, o causalidad
nació al fin el amor.



domingo, 7 de julio de 2013

princesa vagabunda

Ay, Jimena, que en vos vive la piel del presente, tus llagas, tu mundo, tu ironía casi desesperada en la que mirás al otro en huída permanente. No podés hablar y todo es agonía; el tifón está ahí, en tu garganta. Y te mira, el amor te mira de frente y no podés responder. Estás atada de pies y manos, en una pasividad que ya se trasformó en algo cotidiano. No se puede, no. Y no me encuentro. Me perdí tras las cortinas desgastadas, en las pelusas, en la lluvia de noviembre. Soy un eco que resuena, una mente inerte que repite tu nombre hasta el hartazgo. En el mármol duro de mis sueños ya no te sueño; alucino la captura.  Te encontré. Me encontré. Te fuiste y me perdí.  

sábado, 6 de julio de 2013

Así que quieres ser escritor?

Si no te sale ardiendo de dentro,
a pesar de todo,
no lo hagas.
A no ser que salga espontáneamente de tu corazón
y de tu mente y de tu boca
y de tus tripas,
no lo hagas.
Si tienes que sentarte durante horas
con la mirada fija en la pantalla del ordenador
ó clavado en tu máquina de escribir
buscando las palabras,
no lo hagas.
Si lo haces por dinero o fama,
no lo hagas.
Si lo haces porque quieres mujeres en tu cama,
no lo hagas.
Si tienes que sentarte
y reescribirlo una y otra vez,
no lo hagas.
Si te cansa sólo pensar en hacerlo,
no lo hagas.
Si estás intentando escribir
como cualquier otro, olvídalo.

Si tienes que esperar a que salga rugiendo de ti,
espera pacientemente.
Si nunca sale rugiendo de ti, haz otra cosa.

Si primero tienes que leerlo a tu esposa
ó a tu novia ó a tu novio
ó a tus padres ó a cualquiera,
no estás preparado.

No seas como tantos escritores,
no seas como tantos miles de
personas que se llaman a sí mismos escritores,
no seas soso y aburrido y pretencioso,
no te consumas en tu amor propio.
Las bibliotecas del mundo
bostezan hasta dormirse
con esa gente.
No seas uno de ellos.
No lo hagas.
A no ser que salga de tu alma
como un cohete,
a no ser que quedarte quieto
pudiera llevarte a la locura,
al suicidio o al asesinato,
no lo hagas.
A no ser que el sol dentro de ti
esté quemando tus tripas, no lo hagas.
Cuando sea verdaderamente el momento,
y si has sido elegido,
sucederá por sí solo y
seguirá sucediendo hasta que mueras
ó hasta que muera en ti.
No hay otro camino.
Y nunca lo hubo.


Charles Bukowski

domingo, 30 de junio de 2013

Ojos de viento

adónde se esconde la belleza de la tarde
ahora vertida en el marfil de unos ojos ávidos de viento

adónde

buscás la libertad porque el mar
cierra sus ojos al infinito

y si la noche vuelve como el rocío de verano

¿quién se detendrá entonces en tus pupilas
ansiosas de devenir?

miércoles, 26 de junio de 2013

Amantes


"cuando el palacio de la noche
encienda su hermosura
pulsaremos los espejos
hasta que nuestros rostros canten como ídolos"

Alejandra Pizarnik

viernes, 21 de junio de 2013

El desconocido

Qué nos descubrió juntos aquella noche que llovía sin parar; el café a medio terminar, la humedad en las paredes. El bar de mala muerte ya daba su cuarto de hora. Pediste un gin tonic como para bajar el café que ya estaba rancio.
Llevabas unos pantalones grises despintados y el último cigarrillo se consumía en tu boca insinuante de lujuria. Grises ojeras dibujaban el rostro del insomnio. Bajé la vista hacia el manuscrito y dejé caer la última línea. Respiré profundo. Otro café, mozo, pensé. O, mejor, una cerveza bien helada. No, otro escritor no, por favor. Entre escritores nos entendemos poco y nada. Mandé a volar la histeria y le sonreí. Afuera la lluvia golpeaba dulcemente contra el ventanal; adentro, ahora sonaba "Loca" de Juan D' Arienzo.
No hicieron falta muchas palabras. Me tomo la mano, me llevó a la mitad de la sala, la música se hizo suave de pronto y el ruido del viento, oh, perfecta sintonìa. Un señor mayor con bigotín y smokin del siglo pasado miraba la escena como descolocado. Cuidado, señor, no vaya a querer mancharse con café el trajecito, ponga tu atención en su café, señor!
El perfecto desconocido ahora me apretaba la cintura con autoridad; percibí el leve aliento a alcohol, una tibia bienvenida y algo que empezaba a rugir bajo la entrepierna. Sin más ademanes me besó con  violencia y su lengua se introdujo en mi boca. Creo que nos perdimos en el ocaso de la tarde, en la lluvia de junio, en otros bares, en el hotel de la esquina. Creo, porque ni yo ni él nos preguntamos nada, ni antes, ni después.

viernes, 7 de junio de 2013

Felíz día a todos los periodistas!

 

Feliz día a quienes eligen este oficio maravilloso y lo defienden con amor, verdad y responsabilidad. A todos los amigos y colegas periodistas y/o comunicadores quienes día a día se esfuerzan por construir un mundo mejor a través de la palabra, escrita u oral. Dignifiquemos esta profesión y brindemos para día a día más jóvenes la elijan y la defiendan con el mismo afán y pasión que lo hicieron nuestros maestros en el pasado.

jueves, 6 de junio de 2013

Alguien habla

Alguien habla en mi poema.
Susurros que se sienten como el viento de mayo en mis mejillas.
Alguien habla. Y corta el silencio agazapado.
Alguien habla. Y mis pupilas son ahora como el rocìo de primavera. El universo entero que deviene en unos ojos marfil.
El presente es como un niño que juega a las escondidas con la vida. Una caja de sorpresas. Lo lúdico en su más genuina manifesteción.
Alguien habla en mi poema.
Decime si no sos vos, niño al fin, que en tus ojos entendí el por qué de la eternidad.

jueves, 30 de mayo de 2013

Rompe-cabezas

Nebulosa fina
cubre el manto intermedio
entre el cielo y la tierra
entre el infierno y tu dios último
soplidos errantes
de tus tempranas muertes
-marche el letargo en el vaivén infinito
de tus sequedades-.

Ya no más ansias perfectas
de redimir un pasado dibujado
con el lápiz del abandono
si desde el vamos
andamos buscando sin encontrar(nos)
al palo de la locura
y a contrapelo de la existencia
como inhóspitos errantes
hacia el horizonte de lo natural
en vilo del saber
sin experiencia previa.

Decir adiós a las recetas prefabricadas
es gritar sí se puede
y no, no quiero
aunque el pasado pese
y las marcas aún huelan a agravios y cicatrices.

(Y si el desasosiego vuelve a golpear mi puerta
mejor que me encuentre bien acompañada)

domingo, 26 de mayo de 2013

En los entretelones del viento

Puedo amarte en silencio, sentir el halo que dibuja tu mirada sobre mí. El tiempo se detiene en un instante. Pensar en la luna, pensar en el azul de una constelación que no sé si es el mar, tu mirada o tus pupilas en perfecto concierto con las mías.
Extravié para siempre la llave de mi soledad cuando te hallé sobre una cortina de nubes danzando en la libertad absoluta.
Pensé en la eternidad y esbocé una sonrisa de conocer el por qué. Y la verdad en la palma de la mano y tu abrazo justo a tiempo y el no-tiempo apareciendo de pronto.
Sentir que sí, gritarlo fuerte sin importar nada. No hay respuestas. Puedo estar, puedo no estar. Respirar casi a tu lado, y sin darnos cuenta, la luz al final devino. Se posó sin preguntar, sin forzar ni insistir. Está. Es una paz que invade de pronto y como un torrente de energías se dispersa por todo alrededor. Y trae alegría, desconcierto, conversa con los ángeles, duerme en el silencio de dos flores que se abren camino ante el rocío.

Puedo amarte en el silencio de dos almas que cruzaron sus miradas para no despertar jamás.

sábado, 18 de mayo de 2013

En papeles sin aire

                                                         al niño cristal, una vez más



Eternicé el encuentro y para qué
si no pudiste desnudarme el alma
*
Te amé
 y me transformé en herida
(aquel junio sin sol)
*
Qué de tus alas, pétalos caídos,
melodías sin nombre.
*
Ay, niño cristal
tu libertad está amarrada al pasado,
gris el paisaje de tus ojos,
pálida la extensión de tu piel.
*
La luna me pregunta por ti en mi ventana:
¿Volverás con las golondrinas de abril?


jueves, 11 de abril de 2013

Temas de la medianoche. J. Cortázar

"Cada una de las razones que nos devuelven al amor es la repetición de razones agotadas, agostadas.¿Qué razón puede quedar en lo más irrazonable, en eso que siempre llamamos corazón? ¿Qué absurdo, irrenunciable corazón orienta una vez más el gobernalle de la sangre hacia la sirtes que lo esperan entre espumas y naufragios?"

jueves, 21 de marzo de 2013

::Ver el mundo con ojos de poesía::


Para todos aquellos que logran embellecer el mundo con sus letras, que nos hacen descubrir nuevos horizontes, nuevas perspectivas, colores, sabores, experiencias. Ojalá que nunca se pierda ese hondo sentimiento de emoción ante algo tan simple y bello como la poesía.

Feliz Día Mundial de la Poesía!


"Ahora escribo pájaros.
No los veo venir, no los elijo,
de golpe están ahí, son esto,
una bandada de palabras
posándose
                      una
                              a
                                  una
en lo alambres de la página,
chirriando, picoteando, lluvia de alas
y yo sin pan que darles, solamente
dejándolos venir. Tal vez 
sea eso un árbol

o tal vez
el amor..."
                                     Julio Cortázar

sábado, 2 de marzo de 2013

Sí, mi amiga

Sí, mi amiga, estamos bien, pero tiemblo
a pesar de esas llamas dulces contra Junio...

Estamos bien... sí...
Miro una danzarina en su martirio, es cierto,
con los locos brazos, ay, negando la ceniza
y el crepúsculo íntimo...

Estamos bien... Cummings que se va, muy pálido,
al país que nunca ha recorrido,
mientras Debussy enciende el suyo, submarino...

Estamos bien... Pero tiemblo, mi amiga, de la lluvia
que trae más agudamente aún la noche
para las preguntas que se han tendido como ramas
a lo largo de la pesadilla de la luz,
con la vara que sabes y la arpillera que sabes,
en las puertas mismas, quizás, de la poesía y de la música...

Estamos bien, sí mi amiga, pero tiemblo de un crimen...

Cuándo, cuándo, mi amiga, junto a las mismas bailarinas del
fuego,
cuándo, cuándo, el amor no tendrá frío?
                                                      Juan L. Ortiz 
 

viernes, 15 de febrero de 2013

Verano del '99

                                                                             A Ivo, por tantos veranos compartidos

Me hablás de amor, sí, mientras pongo el cassette de José Luis Perales por undécima vez y tomamos esos matecitos a escondidas. Yo te digo que no, que el primer beso fue nefasto, y me pongo colorada. Los mates ya están fríos, la yerba lavada. Tironeo la bombilla mientras me mirás insinuante. No, de José y la botellita no voy a hablar. Vos te reís, con esa sonrisa destellante y tus ojos ahora son de un verde-claro pícaro.
Y hace un calor insoportable y es enero y siesta y los ventiladores no dan a basto.
Qué de tus confesiones, de la primera vez, de los besos fugaces bajo el limonero de la abuela.
Vos venís con el aire del norte, con tu irónica tonada de “no le cuentes a la Marula porque te hago aca”. Se me escapa una risita que ahogo para no despertar a Marula y me levanto para calentar el agua.
Silencio. Se terminó el cassete. Escucho que atinás a prender la radio pero arriba Marula ya se despertó y en breve la veremos con su cara de pocos amigos y el salto de cama gris y los ruleros a medio hacer.
Abrimos la puerta y salimos a la calle. El calor es agobiante. La calle, desolada.
Te sentás en el suelo y te abrazás las rodillas en tono pensativo. El aire del sur sopla levemente. Ahora me hablás tímidamente de Manuela, que la conociste en las últimas vacaciones en Córdoba y que se escriben. Me contás que tiene las manos más hermosas que viste en tu vida. Si, la extrañás, aunque no me lo digas. Y yo suspiro nostalgia y me lees el pensamiento y me decís que ya conoceré el amor.
Miro el reloj. Casi las 4. Marula estará preparando la merienda. Te llama por su nombre y mejor que entremos, porque Jorgito y Candelaria ya empezaron con las bombuchas y no queremos ser sus próximas víctimas. Con una promesa silenciosa de vernos después de los 6 me saludás tímidamente y entrás, que Marula tiene la chocolatada preparada y no queremos que se enoje…

jueves, 14 de febrero de 2013

Venas entreabiertas


Mar abajo
                          gota 
                                      a
                                                  gota
Río impoluto.
Surcando el camino.
Late. Ritmo. Acción.


Por la tarde se oye llover.
Cae.
Se abren las compuertas

                                         dulce melodía carmesí
                                          sobre el cristal roto

viernes, 25 de enero de 2013

tren a la muerte

                                               

Fuiste la agonía de una noche sin final,
la desesperación de los ojos abiertos,
la violencia de tus pupilas negras.
Me quemaste la piel de fuego perverso,
inyectaste en mi el cáliz de la muerte temprana,
succionándome la dicha poco a poco.
Me dejaste sin aire, exausta, al borde de tu cama.
Y al costado sangre y ardor, 
y en mí las heridas abiertas, un cuerpo que yacía sin vida.

Fuiste la agonía de una noche sin final,
un espasmo que duró un minuto.

Pequeño mounstro,
¿por qué te dejé entrar
si la piel gritaba basta?