sábado, 24 de marzo de 2012

Otoño


Redescubrir el brillo de aquellos ojos al mirar, pensar que fue sólo un sueño, que me amás en mis sueños, que ahí nos encontramos en mutua eternidad. Que ya hace un año que el otoño coronó nuestras victorias, que te vi por primera vez para no despertar jamás. Que el otoño acune mis deseos y anhelos y me inspire en el serenidad del ahora. Y encontrarme fresca, vital, con energías de sobra y mucho amor para brindar. No más penas ni lamentos, aunque no estés, estás y estarás siempre en mi corazón.