miércoles, 10 de octubre de 2012

Ella


ella, con triste soledad
en el bar de siempre,
música francesa de fondo

el vino se consume en sus manos desgastadas,
en sus párpados coloreados que vigilan
todos los rincones de aquella taberna,

desazón en sus labios que alguna vez
vestieron de carmín,
melancolía en sus viejas vestiduras
que alguna vez adornaron de seda
su cuerpo de mujer frágil

ella,
en el bar de siempre
música francesa de fondo...

No hay comentarios: