lunes, 13 de febrero de 2012

¿Es de verdad terrible el peso y maravillosa la levedad?

"No era ni una amante ni una esposa. Era un niño al que había sacado de un cesto untado de pez y había colocado en la orilla de su cama. (...) Sintió en su boca el suave olor de la fiebre y lo aspiró como si quisiera llenarse de las intimidades de su cuerpo. Y en ese momento imaginó que llevaba años en su casa y que se estaba muriendo. De pronto tuvo la clara sensación de que no podía sobrevivir a la muerte de ella. Se acostaría a su lado y querría morir con ella. Conmovido por esa imagen hundió en ese momento la cara en la almohada junto a la cabeza de ella y permaneció así durante mucho tiempo..."

"La carga más pesada nos destroza, somos derribados por ella, nos aplasta contra la tierra. Pero en la poesía amatoria de todas las épocas la mujer desea cargar con el peso del cuerpo del hombre. La carga más pesada es, por lo tanto, a la vez, la imagen de la más intensa plenitud de la vida. Cuanto más pesada sea la carga, más a ras de tierra estará nuestra vida, más real y verdadera ser".

¿Entonces qué debemos elegir? ¿El peso o la levedad?

M. Kundera
La insoportable levedad del ser

1 comentario:

Celes dijo...

Mi amor por este libro no tiene límites!