lunes, 31 de diciembre de 2012

Desbalances


Fugaz, intenso, sorpresivo, amoroso, tormentoso, alocado.
Creo que me quedo con que a pesar de todo lo malo, siguen intactas las ganas de vivir y amar.

                                             Por un año muchísimo mejor que el que se va
Feliz 2013

lunes, 3 de diciembre de 2012

Fuera del tiempo

"La jaula se ha vuelto pájaro 
y ha devorado mis esperanzas,
la jaula se ha vuelto pájaro,
qué haré con el miedo..."
A.  Pizarnik




No es el rumor de la noche y el viento
o el perfume de los días que se fueron
                   -grises peldaños del ayer,
susurrando como ángeles caídos 
melodías entremezcladas, luces a azar.

No, no es el rosal inerte,
vestigios frágiles de tu piel
reinventando las caricias que se fueron
sentado en la triste agonía del adiós.

No.
Quizás sea el peso del recuerdo,
débil reflejo del tiempo y su nostalgia.
Vos y los días pasados.
Fotografías desordenadas, frases sin terminar
de un cuento sin final, sin comienzo.

Porque el origen qué es
sino la eternidad misma,
la historia que no deja de escribirse.
Creo que seguiremos unidos, ahora
como antes.
                          En esta, en otras 
                                                      vidas.

viernes, 9 de noviembre de 2012

Entre tanto, el miedo se debate en la acera.
Los duendes de la noche,
                                      oscilando en la oscura tempestad abrasadora.
El extraño transeúnte aguardando el instante.
El frío hiela los huesos, la humedad pende de las ramas del destierro.
El hombre camina sin rumbo.
Sus pasos resuenan en el umbral de la noche. Lentos, tristes,
acompasados, como un tango feroz.
Los duendes de la noche, contemplando la luna y su curso, la luna
y el silencio sin marcas.
Volverán como las estaciones, en un espiral sin fin.
Volverán con los retazos de un pasado,
olvidados en algún rincón.

martes, 30 de octubre de 2012

Me quedo


Como si te hubieran atado con atado con alambres las manos
y sangraran
                  porque septiembre (y el viento)
se llevó las últimas utopías.

Con una soga al cuello balbuceas el adiós.

En qué diminuta cajita atesoras las lágrimas,
                               o los silencios, quizás,
escondidos en algún rincón de tu cama.

Yo, espero el noviembre, la belleza en el claro de la tarde,
                                       la fresca libertad de la soledad.
No extraño, no.

Ni el beso, ni la flor que no fue, ni la tibia oscuridad del encuentro.

Me quedo, con mis versos desgastados
aguardando la inspiración fuera de tu piel.

sábado, 13 de octubre de 2012

Reconocimiento

Ayer recibí una mención en poesía en el concurso literario "Elda Massoni 2012" organizado por E.R.A., Escritores Rafaelinos Agrupadospor el poema aquí publicado "Esta noche te hablarán los ángeles". 
Pase una velada muy agradable y compartí la cena con escritores de Rafaela, Santa Fe y Rosario. 
No me lo esperaba y estoy muy contenta. Es un estímulo para seguir escribiendo.

jueves, 11 de octubre de 2012

Beso


tu mano sobre mis labios,
tus tibias manos dibujando despacio el contorno de mi boca,

dulce melodía muda la de tu piel y la mía
ansío el espacio inerte de tu cuerpo,
el contorno de tu espalda, ahí descansa mi pecho estremecido

ahora me besás las manos, como si fuese la última noche
que arderán las velas,
vibra el mármol, vos sabés dónde vierte el mar su última gota

miércoles, 10 de octubre de 2012

Ella


ella, con triste soledad
en el bar de siempre,
música francesa de fondo

el vino se consume en sus manos desgastadas,
en sus párpados coloreados que vigilan
todos los rincones de aquella taberna,

desazón en sus labios que alguna vez
vestieron de carmín,
melancolía en sus viejas vestiduras
que alguna vez adornaron de seda
su cuerpo de mujer frágil

ella,
en el bar de siempre
música francesa de fondo...

martes, 25 de septiembre de 2012

Por la mañana


Descanso en el hueco de tu espalda, horizonte cercado, el único lugar donde respiro. Más tarde, de cara al espejo, recito las metáforas de un hondo sueño, de mejillas rosadas y latidos a la par. Inunda el perfume del amanecer en que tu nombre es el destello de luz que se cuela en la ventana. Te desarmo en cada sílaba. Por fuera, todo es crucigrama de voces que se pierden en el sendero del fuego sagrado (del alma al alba).

sábado, 15 de septiembre de 2012

Azul y mar




En abril nos devoró el poema.
En mayo sobrevolamos como aves el paso de los días, 
como barcos olvidados al auxilio del mar.
La rosa ardió en tus manos
pero la sangre quedó indemne.

Y aunque los aires de angustia resuciten 
a su paso los fantasmas pasados,

inhalaré azul y mar,
miraré el sol con los ojos limpios.





viernes, 27 de julio de 2012

                                                         
                                                                habrá que quererse más,
                                                                habrá que volver a empezar.

viernes, 6 de julio de 2012

Deseo de mar


    Le brindé al mar mi deseo. Deseo de alma, al mar.
Y en el templo de hierro de mis soledades, amor te brinde.


Alma, amor te brindé, 
 deseo de mar.

miércoles, 6 de junio de 2012

Crónica de viaje


30 horas, 3 vuelos, 6 horas de espera en cada aeropuerto. Todavía no sé si fui a China o a Isla Margarita, Venezuela. Las malas caras y el mal humor se repartían entre todos los pobres tripulantes -algunos estafados por las empresas contratadas, que les habían asegurado que el vuelo era directo; otros, como nosotros, resignados, a sabiendas- que se vieron obligados a aguantarse tanto tiempo entre toda la burocracia aeroportuaria: migraciones, aduanas, vuelos retrasados, etc.
A medida que subíamos yo ya no sabía qué sacarme: claro, del frío polar a 33 grados a la sombra es un gran cambio. Viajé con mi madre y mi hermano.
Llegamos, al fin. De entrada me impactó la gente. Isla Margarita está rodeada de pueblos nativos, en convivencia con los hoteles tres, cuatro y cinco estrellas que se erigen como grandes monumentos sobre las zonas costeñas. A pocos metros de ese micro mundo de hoteles all inclusived el panorama cambia: esos pueblos y esas gentes -muchos de los cuales viven de la pesca- deambulan por las calles casi desérticas, sacan sus mesas al atardecer y comparten quizás en familia o con sus vecinos. Sus casas son humildes y coloridas, apenas iluminadas por una luz tenue. Los niños hacen de la calle su lugar de juego, inconscientes a la realidad social que les toca vivir.
                                                                                              Continuará…

sábado, 19 de mayo de 2012

Y cuando todo cae...


Y cuando todo cae lo único que queda es Dios.
Y en ese sentir impotente de amar y no ser correspondido, lo único que queda es Dios.
Y el dolor se convierte en algo necesario para crecer; con él aprendemos.
Y cuando todo cae, no queda otra que despertar y volver a empezar (con una sonrisa bien amplia, sí).


Y cuando todo cae, y la vida te dé limones, pide tequila y sal!

miércoles, 2 de mayo de 2012

Al fin el alba

No es la muerte temprana, no,
es el poema en carne y sueño
que viene a liberar de un soplo
el pavor de tener el alma entre los dedos.

lunes, 30 de abril de 2012

Yo escribo


I.
Escribo en los atardeceres en el jardín, en los andenes vacíos

pero también

también en la lluvia, en el hueco de tu espalda inexistente,
ahí,
      en las pelusas debajo de la cama

escribo en el aire, contando los suspiros
                                                          uno
                                                               a
                                                                uno.
II.

Yo escribo, amén a las musas de carne y hueso, a saber:
el café de la mañana, el llanto y la cebolla, al mediodía,
el susurro del viento en mi ventana

pero también

escribo sin escribir
en los huecos del silencio, en los vaivenes del sueño,

quizás, también, un poco, algo de mí,
                                       
                           se muere en lo que escribo.




viernes, 27 de abril de 2012


Suele faltarme el aire
a la hora del té, los vasos vacíos,
crispados de humedad vespertina.
Me falta el aire entre las sábanas,
a la hora de los suspiros ausentes,
el reloj detenido.
Y el papel que espera, paciente,
al costado de la cama.
Espera que calme mis ansias,
que perdone mis errores, que me perdone.
El papel no guarda rencores.
Él me salvará del hastío, una vez más.

sábado, 21 de abril de 2012

Muerte al destierro


al fin
rompí el velo
de tu piel crespucular

ora por el paisaje
de tus ojos,
                   belleza animal
                   valle sin sombras

Mujer ojos de marzo


mujer ojos de marzo,
sentada sobre el terso mimbre
apenas si mueves las manos de humedad
sobre el tejido que sostienes,
límpida mirada aunque emanas melancolía
en el mimbre pálido
en tus manos apenas inmóviles,
en la cabellera blanca recogida,

y esos ojos de otoño
perdidos en el abril que se coló en aquella ventana
ahora repleta de hojas que al final tiñeron tus días
de marrón y ocre,
y sentada
ves pasar la vida
esperando la hora que dé el crepúsculo
acaso el té de las 7
o tal vez otro otoño
que ahora se disipa en tus
párpados cerrados       

domingo, 15 de abril de 2012

IV


me perdí en el atardecer
que se cristalizó en tus ojos marfil

me perdí en tu mirada divagante
por esos mares
                         de la espera
-tan cautivante-
                           hacia el instante
                           del encuentro
de la espera
                   de la fusión
                                      de nuestros ojos
                                      en el vacilante mundo
                                                                      de la fantasía
                                                                      del deseo
esbozos perfectos
hacia la anatomía del instante
                                                       
                                                (oh, y tu aura, dibujando destellos 
                                                        coloridos en mi pelo).


viernes, 6 de abril de 2012


I.
La luna reflejada en la piel del viento.
Sólo su rumor en el rostro de la noche.
Bajo sus pétalos grises se esconde el azul del tiempo.

 II.
La luna vendió sus ojos al dios de las tinieblas.
Ciega vaga en la tibia oscuridad de la noche.

III.
Caer en la luz del infinito,
                      sollozar a la orilla del crepúsculo, perderse en
                                   sus tonos marmolados,
verter el río de la vida, sin causes,
verterlo por amor,
gritar al tiempo el por qué de la eternidad.




miércoles, 4 de abril de 2012

Hada de la noche


                                                 para Johanna

el brillo en la arena no es poco
el grano que quedó, el pedazo de tierra partida,
aún la luna en tus hombros resuena en aquel patio,
realza tu belleza de acero

oh, sublime criatura que se cansó de deambular por los campos
oh, solitaria esfinge en el medio del desierto
has devenido en flor
sos el perfume de los días,
el canto de las aves de mañana

te han tallado en tus ojos esa fe por el mañana
y hoy por fin desplegaste tus alas
y yo estoy aquí para sostenerte la mirada

martes, 3 de abril de 2012

Ya no será Buenos Aires


                                      a H. M., a dos años.

Ya no será Buenos Aires
rehén de mis pensamientos
la espera anhelada
con sus calles, sus puentes y sus gentes.

Ya no será Buenos Aires
el camino señalado
el lugar de encuentro
el nido de amor.

Ya no será Buenos Aires
las callecitas de San Telmo
los cafés de por medio
juntos de la mano
ya no será.

Ahora, simplemente, Buenos Aires
la ciudad que supo
conocerme enamorada
la ciudad que con sus paisajes
fue testigo de una historia
que se extinguió, sin más.

Ahora, Buenos Aires
te me quedaste sin alma,
ahora ya no es igual
caminar por tus calles;
ahora me inspiran a recuerdo.
Ya no puedo volver más, Buenos Aires
sin evocarte, H.

sábado, 31 de marzo de 2012

Perfil litoraleño


cae la tarde
a los pies del ceibo,
tibia brisa que colma el alma

ceibo mío,
te debo la sombra del ayer
ángel inclinado barriendo las distancias
nos unen las raíces del litoral
que besan las llanuras de esta tierra criolla

ceibo mío
¡si habré cantado por lo bajo
sentada en tus raíces contemplando
el rostro perezoso de tarde!

sábado, 24 de marzo de 2012

Otoño


Redescubrir el brillo de aquellos ojos al mirar, pensar que fue sólo un sueño, que me amás en mis sueños, que ahí nos encontramos en mutua eternidad. Que ya hace un año que el otoño coronó nuestras victorias, que te vi por primera vez para no despertar jamás. Que el otoño acune mis deseos y anhelos y me inspire en el serenidad del ahora. Y encontrarme fresca, vital, con energías de sobra y mucho amor para brindar. No más penas ni lamentos, aunque no estés, estás y estarás siempre en mi corazón.

sábado, 25 de febrero de 2012

Esta noche te hablarán los ángeles


quizás te pidan el pase al exilio,
el tormento de las carnes

(oh, amargura de saberte ausente en la presencia,
oh, pies que pululan por las lúgubres baldosas del hastío)

vendrán, vendrás con las golondrinas de abril
renaciendo en cada estación
y el grito
              se perderá al fin en la niebla

oh, ángel dormido de misterios,
tu boca es la esfinge donde muere despacio la dicha,
sabrás al fin:

habla ya, o morirás
vuelve ya, o devendrás en luna


miércoles, 22 de febrero de 2012

Breves


1.
Extravié mi última muerte
en el poema
                   y ahora me abrazo     a tus párpados vacíos.


2.
Y si la brisa de marzo
deviene en deseo,

¿qué será esa boca
si no la verbena
en donde desfallece el anhelo?


lunes, 13 de febrero de 2012

¿Es de verdad terrible el peso y maravillosa la levedad?

"No era ni una amante ni una esposa. Era un niño al que había sacado de un cesto untado de pez y había colocado en la orilla de su cama. (...) Sintió en su boca el suave olor de la fiebre y lo aspiró como si quisiera llenarse de las intimidades de su cuerpo. Y en ese momento imaginó que llevaba años en su casa y que se estaba muriendo. De pronto tuvo la clara sensación de que no podía sobrevivir a la muerte de ella. Se acostaría a su lado y querría morir con ella. Conmovido por esa imagen hundió en ese momento la cara en la almohada junto a la cabeza de ella y permaneció así durante mucho tiempo..."

"La carga más pesada nos destroza, somos derribados por ella, nos aplasta contra la tierra. Pero en la poesía amatoria de todas las épocas la mujer desea cargar con el peso del cuerpo del hombre. La carga más pesada es, por lo tanto, a la vez, la imagen de la más intensa plenitud de la vida. Cuanto más pesada sea la carga, más a ras de tierra estará nuestra vida, más real y verdadera ser".

¿Entonces qué debemos elegir? ¿El peso o la levedad?

M. Kundera
La insoportable levedad del ser

jueves, 2 de febrero de 2012

En la ciudad del milagro


A Iván Palmier, siempre

Aquella noche no llovió.
El tren cruzó la frontera de madrugada y
sus acordes lejanos llegaron hasta la habitación.
El amor nos hizo
                         en los cuerpos
que destilaron la fiebre del pasado,
dios fue nuestro abrazo nocturno,
y la virgen repartió flores en nuestras manos.
El agua corrió por todos lados, violenta, a borbotones.
Purificó la piel, 
las mochilas sudaron sus cargas
                  y repartieron dichas por doquier.
En Salta el milagro se hizo carne.
Bendita la luz que se posó en nuestra alma.
Bendita la hora en que despertamos.
Bendita la libertad del amor de la amistad.
                                                              
                                                            Gracias por no dejarme caer.

lunes, 30 de enero de 2012

AMOR REVOLUCION


     I. La noche será el olvido             


Ayer dejé caer el último recuerdo de vos,
amor revolución. Divisé el surco
que dejó tu nombre, unido al despertar
del recuerdo. Me desnudaste el alma,
percibí en el brillo de tus ojos la sucesión
de vidas pasadas luchando por esa libertad,
amor revolución. Amor que no fue, que
quiso elevarse por sobre las montañas del
miedo, de los convencionalismos.
Me diste alas, yo aprendí a volar.
Y veintitrés años no fueron nada, sino la unión eterna
del día y la noche. Te amo por lo lúdico, el arte
en tus manos, la constelación de horizontes en una
mirada, ese detalle que me devolvió el recuerdo.
Dejé caer el último recuerdo junto a mi taza de café.
Tu voz será siempre el eco perfecto de la dicha
que supimos conocer.
                         


miércoles, 25 de enero de 2012

Algo


algo que no se pudo decir
algo
un grito que me atasca, la verdad a cuentagotas
el horror de saber de no saber
y la aurora que me llama en silencio
allí su luz es más clara
me acerco y se va
digo y no dice
y ellos
 (¿de qué hablan?)

no saben que en mi cruje el pavor
en los áticos en los lagos
por las calles que anduve y las huellas
ese algo que me habita en la piel
descamada la piel porque el grito
porque ya no sé cómo decir
no me salen las palabras

y sigo dando tumbos 
y en las manos 
algo se extingue
luz, ya me cansé de buscar a dios
ya me cansé de esperar
ya me cansé
                                      
Que la inocencia te valga,
                                      yo ya no sé dónde guardar tanto desconsuelo

martes, 24 de enero de 2012

Raíces


La tarde se prende del ocaso
                                 y su luz
desnuda mis manos
que se alborotan en el silencio.

Enero fue la sed, el aura perdida,
el sol quemando la esperanza.

¿Pero qué fue diciembre si no la lluvia incesante en mi ventana?
¿Qué fue si no la voz del silencio, la caída del paraíso?

sábado, 21 de enero de 2012

Sucede que a veces.


"...Sucede que a veces la vida mata y te encuentras
solo y en este corazón no reciclable
(...)

Pero sucede también
que, sin saber cómo ni cuándo,
algo te eriza la piel
y te rescata del naufragio.
 Y siempre es viernes, siesta de verano,
verbena en la aldea, guirnaldas en mayo,
tormentas que apagan el televisor.
Teléfonos que arden, me nombra tu voz,
hoy ceno contigo, hoy revolución,
reyes que pierden sus coronas,
verte entre la multitud,
abrazos que incendian la aurora
en las playas del sur..."

                                                                        Ismael Serrano

domingo, 15 de enero de 2012

Puedes?

¿Puedes mantener el alma siempre alejada del extravío? 

¿Puedes regular la respiración y hacerte tan
suave y dúctil como un niño?

¿Puedes limpiarte y deshacerte de lo inesperado
quedando libre de faltas?

¿Puedes amar a todos y gobernar el Estado a través
de la no-acción?

¿Puedes abrir y cerrar las puertas de la naturaleza como a una mujer?

¿Puedes llegar a la iluminación y penetrarlo todo sin conocimiento?

TAO TE CHING

jueves, 12 de enero de 2012

Metamosfosis


¿En cuál de los últimos rayos del crepúsculo perdí la piel?
¿Cuándo fue que me convertí en un ave?
¿En dónde dejé el despojo gris, casi sin aire, de mi respiración?
¿En qué estadio me vi fuera de mí, envuelta en luz, y ya no quise despertar?

¿Quién sueña mi sueño, si no soy yo?

miércoles, 11 de enero de 2012

Añoranzas


Ojalá el viento se lleve el último rastro de la fiebre.
Ojalá no te pensara tanto en medio del cielo abierto (inmersa bajo las pinceladas de sepia de un atardecer de verano).
Ojalá el eco de la última plegaria impregne tu espíritu.
Ojalá que esta lluvia lave la pena, riegue la esperanza, materialice al fin el deseo.

Que así sea.

jueves, 5 de enero de 2012

Yo quiero enamorarme



"...Pero se dirige siempre a un testigo invisible,
jugando naturalmente con la tierra y el ángel,
el infinito a su lado y el presente en el confín...
(…)
Y no busca nunca, no, ella...
espera, espera, toda desnuda, con la lámpara en la mano,
en el centro mismo de la noche".

Ella. J. L.  Ortiz