jueves, 15 de diciembre de 2011

Ciego el paraíso


¿No me ves?

Existo en el epitafio
del presente,
a veces caigo y me hundo
en las profundidades.

¿No me ves?

Siempre voy descalza,
desafiando las estaciones,
el destierro, lo efímero.

Ciego el paraíso II

Niño infame
tu libertad está amarrada al pasado,
alambres penden de tus alas,
amedrentado el pálido de tu piel.

Ay de vos, angel gris,
te devoró la muerte.
Ay de vos, niño fugaz,
ay de mí,
no hagas de tu infierno mi paraíso.


¿No te ves?

Vos cantándole a la muerte,
Yo recogiendo la sílaba fenecida.