lunes, 3 de octubre de 2011

Ay, mi'jita


Andás juntando flores por el campo, siempre tan absorta del mundo exterior. Llorás por cualquier pavada, si tu hermano te hizo mala cara o papá te retó, si tu muñeca se rompió o tu amiga no quiere quedarse a dormir. ¿Qué puedo decirte? Tan tiernita, con esos ojitos llenos de vida, de bondad. No seas tan inocente, dejáme que te diga. Que en el mundo hay gente mala, sin escrúpulos. Seguramente te lastimarán muchas veces ¿para qué voy a mentirte? Pero te las ingeniarás para salir adelante. No te olvides de cultivar amigos y de salir a jugar al sol ¡y animate a ensuciarte un poco más! Que andás siempre de punta en blanco, con esos vestiditos punto smock que te hizo la abuela. Ah, me olvidaba. No dejes que las penas te endurezcan el corazón. Naciste para ser feliz: ¡cumplí tus sueños!