sábado, 24 de septiembre de 2011

Infame


Al fuego, lo que es del fuego
pero tomar el amor
de a pequeños sorbos
absorber la sombra
de la mentira
bañar la espera
en chocolate amargo
sin envenenarnos
no.

Arriba,
el esplendor del recuerdo
abajo,
la víspera
los vasos vacíos
el té de las cinco
anclada en la muralla del olvido
como una hábil peregrina
en el sinuoso
camino
del (des)amor.

No hay comentarios: