jueves, 7 de octubre de 2010

Nostalgias

"...Después de todo la nostalgia existe
aunque no lloremos en los andenes fantasmales
ni sobre las almohadas de candor
ni bajo el cielo opaco..."
Mario Benedetti

Hoy me gustaría contarte lo bien que van las cosas, aunque ya no llore por las noches ni me inmole ante autorreproches y errores. Pero si, al final, extraño tu no-presencia, tu voz del otro lado del teléfono, las cartas que nunca te envié que duermen en algún cajón de mi cómoda.
Pienso en esas pintorescas callecitas de San Telmo que fueron testigos de nuestro amor, pero que luego nos encontraron maniatados ante lo irreversible. Tus ojos se fijaron sobre los míos y en ellos creí percibir en un instante todos los momentos que pasamos juntos. Desvié la mirada hacia la ventana para no llorar y esos coloridos paisajes de la gran ciudad volvieron a mí lúgubres, amenazantes. La calidez del verano había cedido al comienzo del crudo inverno, más frío aún ante la noticia de una inminente despedida.
Muy lejos quedaban los recuerdos de aquel hermoso verano, de las cálidas playas esteñas que coronaron nuestro primer encuentro. Y todo fue tan natural y hermoso que no nos abandonamos a la simple fantasía sino que decidimos vivirlo, a pesar de la distancia.
Pero habías decidido marcharte y por primera vez me encontré sola en la gran ciudad. La antigua casona, que antes había sido el rincón de mis sueños, ahora parecía deshabitada y fría; todo había perdido color. Caminé hasta el bar de siempre, me senté y pedí un café. Era domingo al mediodía. La calma invadía la ciudad pero el sol de julio brillaba a pesar de todo. Respiré profundo al ver la biblioteca enfrente mío, el triste tango que danzaba de fondo y mi libro de notas vacío, sin siquiera una línea. Y sonreí entre lágrimas, sintiendo profundamente lo que era la soledad.

3 comentarios:

Ale dijo...

La soledad está rodeada de una nostalgia tal, que por momentos se vuelve encantadora. Pero en la superficie esconde siempre la amargura, el dulce sinsabor de su ausencia. Me gustó cómo lo describiste, me transportaste ahí con vos.

Buen finde =)

May dijo...

hola jimena, gacias por tu visita a mi blog. Creo que yo tambien pasaré mi camino por el tuyo. Me gusta mucho como escribes.
Un abrazo
May

.A dijo...

a veces necesitamos estar solos y vivir en la mas pura soledad.. para darnos cuenta de lo que realmente añoramos..